Consejos para estudiar en grupo (y no morir en el intento)

Consejos para estudiar en grupo (y no morir en el intento)

¿Crees que estudiar solo no logra ser 100% efectivo para ti? Pues, una técnica de estudio que puede servir a más de uno es la de estudiar en grupo. Formar un grupo de estudio que te ayude a profundizar en tus conocimientos puede ser aquello que te faltaba para alcanzar las notas deseadas. No obstante, nuestro objetivo es lograr hacerlo funcional y eficiente. De estar mal hecho o manejado, un grupo de estudio podría ser nuestra perdición. A continuación algunos consejos que deberías seguir si deseas incursionar en esta técnica de estudio.

 

1      ELIJAN BIEN A LAS PERSONAS DEL GRUPO

“Mejor solo que mal acompañado”

Tener en mente estas sabias palabras populares es vital antes de conformar un grupo de estudio. ¿Por qué? Porque las personas que conformen esta célula de estudio serán la clave del éxito o fracaso de la misma. No necesariamente serán tus amigos o las personas más inteligentes del salón aquellos a los que debas recurrir para estudiar en grupo. Tienes que tener en cuenta que hay personas que estos no estén hechos para este tipo de colaboración y podrían alterar la dinámica grupal Por ello, la elección como primer paso podrá determinar tu éxito o fracaso.

¿Cuáles son las características deseadas?

  1. Ser agradables, pacientes y respetuosos. Es importante que las personas que conformen el grupo generen un ambiente ameno y de confianza. Sin importar qué tan inteligente sea una persona o qué tan buen amigo pueda ser, necesitamos personas que positivas, propositivas y tolerantes.
  2. Estar dispuestos a colaborar y aportar al grupo. Cada integrante debe aportar algo al grupo, pues la idea es que cada uno de los miembros tengan los mismos beneficios por participar. No se trata de esto se convierta en una tutoría en donde uno de los integrantes se vuelva en un profesor de otros. La idea es que todos se ayuden en igual medida y por ello cada uno tenga algo que aportar (Apuntes, resúmenes, mapas mentales, explicaciones, etc.)
  3. Estar comprometidos con el grupo (Asistencia y puntualidad). Es necesario que cada miembro esté dispuesto a comprometerse al 100% con el grupo de estudio. Así, tiene que respetar las fechas y horarios de las reuniones establecidas. El respecto que cada miembro tenga al grupo y a su labor es vital para su continuidad.

 

¿Cuáles son las características negativas que deberás evitar?

  1. Evitar tener un grupo de solo amigos. Procura añadir a gente fuera de tu grupo de amigos cercanos a la dinámica.  Tener un grupo que solo tenga a tus mejores amigos adentro solo va a distraerte. No te sorprendas de que terminen hablando de cualquier cosa menos de las clases.
  2. Evita a personas irresponsables. Personas que demuestren que no puedes confiar con responsabilidades importantes para el grupo (Ej. Hacer un resumen de una lectura, tomar buenos apuntes para compartir, etc.)
  3. Evita gente intolerante y poco paciente. En un grupo vas a tener a gente que entienda más rápido que otra. Tener paciencia para explicar a otra persona un concepto y para entender que una persona puede tardar más en entender que uno es vital. El grupo está para ayudarse, no para hacerse sentir mal o generar peleas.

 

2      ENCUENTREN UN LUGAR ADECUADO

Una vez tengas a las personas, encuentra el lugar. Tener un lugar de reunión adecuado es vital para poder empezar un grupo de estudio y es uno de los primeros pasos que debes prever. Eso evita que se pierda el tiempo buscando o coordinando espacios de reunión cada vez que decidan estudiar en grupo. Lo ideal es que sea un lugar en donde todos los integrantes puedan entrar cómodamente y en donde no existan distracciones o elementos que limiten sus discusiones.

¿Qué lugares podrían ser ideales para estudiar en grupo?

  • Una casa. Si alguien del grupo ofrece su casa esta puede ser la solución a muchos problemas. Recuerden que lo ideal es que esta esté en un punto estratégico que no perjudique a algún miembro del grupo y también tenga disponible un lugar cómodo de trabajo.
  • La biblioteca o espacios de la universidad. En varias universidades existen espacios que pueden reservarse para trabajos y grupos de estudio. Son ideales para esta labor porque muchas veces cuentan con los implementos necesarios (retroproyector, pizarras, tomacorrientes varios, etc.) para hacer de la experiencia la más completa. Solo hay que ser responsables con las reservas a tiempo.
  • Un café. Esta es engañosa, porque va a depender bien de qué café se escoja. Si es un café muy concurrido y que sea bastante exigente con el consumo y tiempo, entonces no. Pero si es un café ameno, con los espacios habilitados, perfecto. Inclusive tendrás a disposición del líquido elemento y también de bocadillos.

 

3    Hagan un plan de estudio

No es suficiente reunirse y hablar de lo que se les venga en gana. En la primera reunión el grupo tiene que hacer un temario y un cronograma de estudio a seguir. Hay que tener un ruta, un plan de acción, para llegar al éxito. ¿Qué significa esto? Tenemos que primero que poner sobre la mesa todos los temas que se han tratado en clase e identificar cuáles temas van a requerir mayor o menor esfuerzo. Asimismo, hay que identificar para cada tema las lecturas obligatorias y material adicional que los profesores han dejado. De esta manera se tiene que lograr un plan que permita que cada sesión no se pierda el tiempo discutiendo qué temas se van a ver, facilite que las personas repasen previamente la temática y vengan con preguntas puntuales, se pueda elaborar material complementario previamente, etc.

Ejemplo

Esquema
Clases correspondientes
Material de la clase
Sesión de estudio
UNIDAD I (1-3)
Tema 1 Subtemas A

Subtema B

Subtema C

1 Lectura Obligatoria 1 Sesión 1 (3 de agosto)
Tema 2 Subtema A

Subtema B

1-2 Sin material Sesión 2 (10 de agosto)
Tema 3 Subtema A

Subtema B

3 Vídeo

Lectura Obligatoria 2

Sesión 2 (10 de agosto)
UNIDAD II (3-4)
Tema 1 Subtema A

Subtema B

3 Sin material Sesión 3 (17 de agosto)
Tema 2 Subtemas A

Subtema B

Subtema C

4 Lectura obligatoria 1

Lectura suplementaria 1

Sesión 3 (17 de agosto)

 

4 Repártanse las tareas

Lo ideal es que con el cronograma también se especifiquen las responsabilidades de cada integrante del grupo de estudio. Cada sesión debería haber responsabilidades compartidas y también individuales. De esta manera evitarás que alguien sienta que da más de lo que recibe. Recomiendo las siguientes labores para las sesiones.

  1. Labores compartidas:
    • Llevar copias de tus apuntes de clase o mandarlos vía mail con anterioridad a tus compañeros. Así garantizas tener diferentes apuntes para complementar los tuyos propios y tienes más material para estudiar.
    • Compartir material adicional como informes de lectura, pruebas, prácticas o demás trabajos hechos en el transcurso del curso que pueda servir. Esto puede ayudar a resolver tus dudas viendo las respuestas de los otros estudiantes de tu grupo.
    • Llevar dudas y preguntas previas a la sesión. Siempre repasa antes las clases y ve con tu grupo a solo resolver dudas que tengas. Así aprovechas el tiempo.
  2. Labores individuales:
    • Actas finales. Esta es mi recomendación absoluta. Tener un encargado cada sesión de estudio que se encargue de hacer un resumen de los temas que se trataron. Esta acta debería tener las anotaciones de aquellos temas más difíciles o los consejos más interesantes que surjan en la sesión. Asimismo, podría este encargado agregar en el documento la información de todas las notas de clase entregadas previamente para así tener un documento de resumen sólido de estudio.
    • Resúmenes de lecturas obligatorias y adicionales. Si la clase deja demasiadas lecturas podrían dividirse el trabajo. Al final cada uno hace un resumen de una lectura y la explica al grupo, de tal manera todos se quitan un peso de encima. Recomiendo que cada lectura tenga a dos encargados para tener así dos resúmenes que se puedan complementar.

 

5. Respiren hondo y sigan

Estudiar en grupo no es para todos y tampoco es una labor tan fácil como parece. Siempre van a existir problemas y lo importante no solo es tratar de evitarlos, sino saber resolverlos. Ten paciencia y trata de hacer que la experiencia funcione dentro de lo que sea posible. Recuerda que las reglas tienen que estar claras desde un inicio para que luego no se tengan momentos incómodos. Después de todo, un grupo de estudio no es para amargarnos la vida.

Recuerda que todo tiene solución (excepto la muerte). Conversando se entiende la gente.

Imagen relacionada

Consejo sobre cómo enfrentar los exámenes (y no morir en el intento)

Consejo sobre cómo enfrentar los exámenes (y no morir en el intento)

¿Cómo enfrento los exámens? Los exámenes no deberían ser una razón para descuidar tu salud física y mental. Vender tu alma, cuerpo y espíritu al señor de más allá como canje para poder alcanzar las notas que uno quieres no es necesario si desarrollas buenos hábitos de estudio.  A continuación te menciono los consejos principales que debes tomar en cuenta para salir airoso de ellos

LA ORGANIZACIÓN HACE AL MAESTRO

No vamos a engañarnos, la mayoría de personas suele estudiar con muy poco tiempo de anticipación. Y, como ya deben saber a estas alturas de tu vida, ese es el peor error que cometemos ¿Por qué? Porque no solo vamos a poner en peligro nuestras notas, sino también nuestra salud tanto física como mental. El estrés que ya de por sí generan los exámenes se incrementan cuando sentimos que el tiempo no nos va a alcanzar para nada. Y, probablemente, tengamos razón para preocuparnos si dejamos todo para última hora.

El truco es saber organizarnos desde un principio y dosificar tu tiempo de estudio. Lo mejor que puedes hacer es tener un calendario en tu mesa de estudio que te indique las fechas importantes de entregas y de exámenes, así como una agenda en donde puedas anotar metas y objetivos a alcanzar cada día. Si sabes cómo organizarte, siempre habrá tiempo para todo y eso te ayudará a no saturarte.

NO TE SATURES Y TEN DESCANSOS

Recuerda que lo importante es que no te satures con tus sesiones de estudio porque ello va a llevar a que te empieces a distraer con mayor facilidad o que termines por no captar los conceptos. Sería ideal que estas sesiones no sean tan extensas y que, además, tengas incorporados tiempos de descanso. Cada uno de nosotros nos conocemos y sabemos nuestro lapso de concentración. Si eres una persona que sabe que puede concentrarte en una tarea por largos periodos entonces organiza sesiones de más horas y menos intermedios.

Por el contrario, si sabes que te distraes fácilmente o que un descanso para ti es un punto de no retorno (Ej: Me tomaré unos minutos y luego estudio….Cinco horas después sigues en la computadora viendo vídeo de gatisos) organízate para empezar a estudiar con más tiempo de antelación. Lo importante es que nunca te satures y que no descuides el tiempo de ocio.  Recuerda que la hora académica es de 45 a 50 minutos por una razón.

¡SÉ EFICIENTE!

Cuando estemos sentados frente a nuestros apuntes, lecturas, mapas conceptuales y demás materiales de estudio debemos ser eficientes y tener claro un plan de acción.

  • Haz un esquema por asignatura de todos los temas y subtemas que se han tratado en clase: Tener en claro los temas te permitirá tener un panorama general de lo que debes estudiar.
  • Identifica y prioriza los temas y conceptos importantes: Aquellos que percibiste que el profesor desarrolló con mayor ahínco o aquellos que él mismo dijo que era importante para el examen.
  • Haz resúmenes de las lecturas y mapas conceptuales: Elaborar material complementario que te ayude en el estudio de tus materias es de vital importancia. Así podrás dosificar tu tiempo, pues estarás estudiando los conceptos e ideas claves con herramientas que tú mismo has elaborado.
  • Piensa de antemano preguntas que creas que puedan venir en el examen y elabora respuestas para ellas. Si es posible también podrías conseguir exámenes de ciclos pasados y así hacerte una idea de aquellos temas que aparecieron con anterioridad.

EVITA LAS DISTRACCIONES

 

Recuerdo que muchos amigos suspendían sus cuentas en redes sociales y pedían que cambiase sus contraseñas para así escapar de la tentación. Cada quien sabe su talón de Aquiles, y es importante tener la fuerza de voluntad suficiente para evitar distracciones en tus horas de estudio. Lo recomendable es apagar tu laptop, computadora o celular, dárselos a alguien para que la cuide y los mantenga alejados de tu vista si es necesario. Solo debes tener ojos para tus apuntes y lecturas por el tiempo que hayas decidido estudiar. Los estímulos que no contribuyan con tus horas de estudio deberían desaparecer por un tiempo. Y, si te conoces y sabes que no estudias bien solo entoncees consigue un grupo de estudio que contribuya con tu tarea de llegar a mejores notas.

¡CALMA QUE NO ES EL APOCALIPSIS ZOMBIE!

 

Cuando estaba próxima a un examen me decía “Oye, tranquila que no vas a aprender en un día (o en unas horas) lo que debiste aprender en todo el ciclo”. Respiraba y también me recordaba “Hiciste un buen trabajo, has estudiado todos estos días y vas a hacerlo bien”.  Tranquilidad muchachos que no se acaba el mundo. Un poco de positividad, eh, que una sonrisa no vendría mal. Un examen es un reto y no una amenaza a tu vida. Las notas son importantes pero más importante es salir de ese curso habiendo aprendido algo. Recuerda que es contraproducente ir nervioso y ansioso a un examen.

A veces todos nuestros esfuerzos terminan no dando fruto porque el nerviosismo nos hace olvidar todo lo que estudiamos. Respiremos hondo, recordémonos que esto solo es un examen y que nuestro esfuerzo será bien recompensado. Si el estrés y la ansiedad se suman y no sabes cómo controlarla, no tengas pena y ve con un psicólogo para que encuentren la causa del problema y te dé un alcance más especializado. Las universidads, institutos y colegios muchas veces tienen una oficina dedicada a atender estos problemas. Pregunta por ella.

CUERPO SANO, MENTE SANA

 

Sé que es algo difícil de cumplir para muchos pero no descuiden su sueño ni su alimentación en esta etapa. La falta de horas de sueño y una mala alimentación termina solamente por mermar nuestra capacidad de aprendizaje e incrementará nuestra ansiedad. Y, ninguna de esos escenarios es recomendable para lograr buenos resultados. Duerme tus 7 – 8 horas diarias y evita sobrecargarte con cafeína, grasa y dulces. Si logramos buenos hábitos de estudio esto no será un reto en sí mismo.

¡Qué la fuerza los acompañe!

¿Cuál es la mejor forma de aprender? : El modelo VARK

¿Cuál es la mejor forma de aprender? : El modelo VARK

« ¿Cuál es la mejor forma de aprender? » o « ¿Cuál métodos de estudio es el mejor? » Esas son algunas de las preguntas que muchos estudiantes nos hemos  hecho en algún momento de nuestras vidas. La respuesta clave (y obvia) es entender que no existe una única fórmula y que la mejor fórmula de estudio varía de acuerdo a cada persona. Por ello es importante ir probando varios métodos y técnicas de estudio a lo largo de nuestra vida. Solo así vamos a poder finalmente dar con aquella que más se nos acomode mejor.

 

Esta entrada planea exponer algunos consejos y herramientas de estudio según la teoría VARK. « ¿Qué es la teoría VARK? y ¿Cómo se come? » Bueno,  en líneas generales esta es una de las principales teoría de aprendizaje, la cual se caracteriza por dividir a los estudiantes en cuatro categoría de acuerdo a cómo estos aprenden. Así, cada categoría cuenta con diferentes ventajas, desventajas y métodos de estudio recomendados para ayudar a sacar el mayor provecho de tu estilo. Si bien cabe resaltar que ninguna de ellas encapsula completamente a una persona y somos una mezcla de todas ellas, es importante conocerlas para poder tener una idea global de la variedad de formas de aprender que existen y de aquella que predomina en nosotros.

 

Los temas de esta entrada:

 

  1. Los tipos de estudiantes según la teoría VARK
    • Estudiante Visual
    • Estudiante Auditivo
    • Estudiante Lector/Escritor
    • Estidiante ‘Kinestésico’
  2. “Yo” según la teoría y mi estilo de estudio.

El estudiante ‘Visual’

Al estudiante visual le entra la información por los ojos. Asimila perfectamente las imágenes, gráficos, diagramas, vídeos y demás materiales que puedan ser percibidos mediante el sentido de la vista. Este tipo de estudiante es observador y capta los pequeños detalles que muchas personas pueden pasar por alto. Asimismo, son personas que tienden a visualizar los conceptos para poder recordarlos. Los apuntes llamativos con dibujos, colores, cuadros y mapas mentales son sus mejores herramientas. Mientras que los lugares con mucho movimiento, desordenados y ruidosos, los cuales involucre su atención visual, son su peor enemigo.

Si eres un estudiante visual EVITA:

Las distracciones visuales tanto en clase como a la hora de estudiar. Por ello, trata de sentarte lejos de las ventanas o puertas, así como también de gente que tienda a llamar mucho tu atención. Asimismo, los lugares solitarios y ordenados son los ideales para ti, así que evita ir a lugares que son su antítesis.

Si eres un estudiante visual FOMENTA:

Eres una persona a la que le entra la información a través de la vista. Por ello esfuérzate en la elaboración de material visual complementario de tus clases y lecturas. ¿Cómo?

  • Ilustra tus notas/apuntes con imágenes, dibujos y gráficos varios. Estas tienen que ser claras y llamativas para ti.
  • En lo referente a tus lecturas; escribe, subraya y dibuja en los márgenes los puntos o conceptos importantes. Haz tu texto llamativo visualmente para que la información pueda llegar a ti.
  • Sintetiza la información de sus lecturas y clases en mapas mentales. Aprender cómo hacerlos es vital para ti.
  • Si está en tu posibilidad, trata también de intervenir en clase para pedir ejemplos ilustrativos de los temas tratados. De esta manera te ayudarás a visualizar los conceptos y temas desarrollados en clase.
HERRAMIENTAS para un estudiante visual:

Tus mejores aliados en los estudios serán:

  • Vídeos complementarios de los temas tratados.
  • Mapas mentales y gráficos varios para tus notas y resúmenes.
  • Resaltadores de colores y demás útiles escolares para esforzarte en hacer tus notas atractivas.

El estudiante ‘Auditivo’

Este estudiante aprende escuchando. Por ello, son los estudiantes que más se adaptan al modelo tradicional de enseñanza expositiva. Asimismo, prefieren discutir las lecturas y verbalizar lo aprendido, pues es en ese ambiente en donde más logran captar los conceptos. Recuerdan con facilidad aquello que escuchan y logran concretar su aprendizaje explicando a los demás su conocimiento. Por ello siempre va a preferir enfocarse en las explicaciones (las que le dan a él y las que él da a otros). No obstante, tiende a descuidar sus notas y a sufrir un poco con las lecturas. Su fuerte son los idiomas y la música.

Si eres un estudiante auditivo EVITAR:

Faltar a clases será el peor error que puedas cometer. De faltar por alguna buena razón, lo recomendable es que puedas encargar a alguien la grabación de la misma  para que posteriormente pueda escuchar la lección. Asimismo, si bien no es lo tuyo, no descuides totalmente tus notas. Al fallarte la memoria y olvidar alguna parte, tus horas de estudio seran un caos.

Si eres un estudiante auditivo FOMENTA:
  • Eres el candidato ideal para formar cuando antes un grupo de estudio. Es aquí donde podrás discutir y complementar la información que recibas en clase.
  • En clase trata de fomentar las discusiones y debates. Si no entiendes, exprésalo y discútelo con el maestro.
  • Complementa tu aprendizaje asistiendo a debates, conferencias, seminarios y/o tutorías extracurriculares. Serán de mucha utilidad para ti.
HERRAMIENTAS para un estudiante auditivo:

Tus mejores aliados:

  • Grabadora de voz
  • Grupo de estudio

El estudiante ‘Lector/Escritor’:

Este tipo de estudiantes aprende mejor a partir de las actividades de la lectura y la escritura. Tomar apuntes detallados en clase, así como leer lecturas obligatorias y complementarias son su fuerte. Toda información que reciba tratará de convertirla en texto (o en su defecto a listas), pues es a través de las palabras que que mejor aprende. El escribir y re-escribir los conceptos una y otra vez en un blog de notas hasta que se le graben es una costumbre bastante útil para este estudiante. Asimismo, será un lector voraz de material complementario a las clases.

Si eres un estudiante 'Lector/Ecritor' EVITA:

No organizarte con antelación para lograr concretar su aprendizaje. El (re) leer y (re) escribir toma tiempo, por ello es importante que estos estudiantes logren organizar bastante bien sus horas de estudio y práctica. Tener un ambiente ordenado y generar un caracter metódico son recomendables.

Si eres un estudiante 'Lector/Escritor' FOMENTA:
  • Pedir a los profesores la lista de lecturas obligatorias y opcionales para cada tema que se trate en clase. Al aprenden mucho de las lecturas, lo mejor que puedes hacer es pedir una guía de las lecturas recomendadas que complementen las clases.
  • Escribir resúmenes de tus lecturas y clases también te ayudará en tu travesía.
  • Practicar la toma de apuntes rápidos en clase y luego pasa en limpio tus notas.
  • Grabas las clases para luego apoyar y detallar más tus apuntes
HERRAMIENTAS para un estudiante 'Lector/Escritor':

Tus mejores aliados en los estudios serán:

  • Lecturas complementarias recomendadas por el maestro.
  • Tus propias búsquedas complementarias de artículos, ensayos o e-books.
  • Notas de estudio

Los estudiantes ‘Kinestésico’:

Este tipo de estudiantes logra entender mejor los conceptos cuando puede llevarlos a la práctica. Por ello, necesitan de muchos más estimulos externos para captar y mantener su interés en un tema. Para poder estudiar deben crear un entorno que les dé el efecto de inmersión necesaria, ya que procesan la información con sus cinco sentidos. Si bien el sistema de aprendizaje kinestésico es el más lento de los cuatro, una vez la información es aprendida “el cuerpo nunca la olvida“. Este tipo de alumnos aprende mejor con ejemplos, experimentos y en proyectos que lleven a la práctica los conceptos.

Si eres un estudiante 'Kinestésico' EVITA:

Ambientes y asignaturas que no mantengan tus cincos sentidos alertas . La falta de movimiento y estímulos producen tu aburrimiento.

Si eres un estudiante 'Kinestésico' FOMENTA:
  • Aprovechar al máximo las sesiones prácticas, salidas al campo y los laboratorios. Es allí donde más podrás aprender.
  • Si el profesor está enseñando algún concepto teórico trata siempre de pedir un ejemplo práctico de lo que este explique.
  • También investiga por tu cuenta de la aplicación práctica de un concepto.
HERRAMIENTAS para un estudiante 'Kinestésico':

Tus mejores aliados:

  • Clases y actividades prácticas.
  • Proyectos en clase
  • Salidas de campo.
  • Simulaciones
  • Ejemplos

¿Qué soy yo?

Luego de varios años en el sistema educativo y de haber desarrollado mi propio método de estudio, he llegado a la conclusión que soy, en mayor parte, un estudiante ‘lector/escritor’. No obstante, si bien reconozco que aprendo mucho mejor leyendo y escribiendo, tengo ciertas características de un estudiante visual que complementan bastante bien mi aprendizaje. Finalmente, y en menor medida, podría señalar solo pequeñas características de un estudiante visual o kinestésico.

%

Visual

%

Auditivo

%

Lector/Escrito

%

Kinestésico

¿Cuál es el método de estudio que he desarrollado?

 

Para la clase:

 

  1. Grabo todas las clases sin excepción. Esto no es para escucharlas después, ya que no soy una estudiante auditiva; es decir, no memorizo nada de las clases expositivas y suelo distraerme mucho en las clases donde hay mucho diálogo. Grabo las clases para poder luego, de ser necesario, mejorar mis apuntes. ¡Amo mis apuntes!
  2. Escribo notas de clase detalladas de aquello que exponga el profesor. Esta actividad es mi vida porque me mantiene concentrada y evita que mi mente viaje por la galaxia. Creo que soy buena en ello y ya posteriormente les dejaré una entrada sobre cómo hago yo para organizar mis apuntes.
  3. Hago preguntas de aquello que no me quedó claro. Pues si no comprendo conceptos mis notas no me sirven . Asimismo, en mis intervenciones o luego de clase trato de yo mismo explicarle al profesor lo que he llegado a captar de un concepto difícil para que me diga si estoy o no en lo correcto. Así corrijo mis notas luego.
  4. Si todavía no entiendo o es un tema que me resulta interesante, siempre pido al finalizar la clase lecturas complementarias al profesor. Normalmente te suelen dar las lecturas que ellos mismos usaron para configurar su clase, así que siempre son útiles. Las anoto en la introducción de mis apuntes para tenerlas en mente. No las leo detalladamente todas pero si las reviso para captar en lineas generales su contenido.

Cuando estudio

 

  1. Mi método de estudio diario o semanal se define en cinco palabras: Pasar en limpio mis apuntes. Normalmente los paso a la computadora o a mi Ipad. Antes los hacía a mano (método que me resultaba mejor para memorizar y aprender conceptos) pero por motivos de tiempo cambié lo manual a lo virtual.
  2. Si es una clase donde el profesor hable muy rápido o que me cueste entender entonces complemento mis apuntes volviendo a escuchar las grabaciones que siempre hago de cada clase. Normalmente en mis mismas notas en clase tengo apuntado el minuto en el que me perdí o que quisiera volver a escuchar de cada grabación. De esa forma no tengo que perder mucho tiempo.
  3. Hago resúmenes de los textos obligatorios. Muchas veces los complemento con mapas mentales, aunque prefiero los resúmenes escritos palabra por palabra.
  4. Los conceptos los suelo rescribir miles de veces hasta que se me quedan tatuados en la mente.
  5. Me hago yo misma una lista de preguntas que podrían venir en el examen y practico sus respuestas una semana antes del gran día.

Materiales

  • Laptop / Ipad o Cuaderno
  • Grabadora de voz / Celular
  • Block de notas grande
  • Resaltadores o plumones de muchos colores
  • Lapiceros